Pruebas de Impacto

Las pruebas de impacto o Crash Test son el estudio de investigación por excelencia que desarrolla Cesvi México y se realiza a los automóviles y motocicletas más comercializados en nuestro país, con el propósito de analizar y estudiar los daños que sufren los vehículos en un impacto frontal y trasero. Los resultados obtenidos en este estudio aportan importantes beneficios en la disminución de tiempos y costos de reparación.

Es una prueba de reparabilidad y no destructiva.

El golpe frontal se realiza al impactar el vehículo contra un muro de concreto de aproximadamente 35 toneladas, mientras que el golpe trasero se colisiona con un vehículo indeformable de prueba de 1400 kgs de peso. Ambos impactos se realizan a una velocidad controlada entre 15 y 16 kilómetros por hora, velocidad estandarizada a nivel mundial por el RCAR (Research Council Automobile Repairs). Al momento del impacto se produce un golpe a 30 km por hora, que simula un alcance de ciudad.

Los daños ocasionados en la carrocería son estudiados para determinar las piezas que deberán sustituirse o repararse, mientras que el área de mecánica realiza estudios sobre procesos y tiempos de sustitución de conjuntos mecánicos.

La información generada se comparte con el fabricante del vehículo, con la compañía de seguros socia de Cesvi México, se crean manuales de reparabilidad, se analizan nuevos materiales, se miden tiempos de entrega y costos de refacciones, entre otros estudios, que enriquecen los trabajo de investigación de Cesvi México.